Avisar de contenido inadecuado

El hombre de la amazonia peruana en la antigüedad y la actualidad

{
}

Introducción

La amazonia peruana es una región con diversos tipos de medio ambientes, y en su espacio se distinguen tres grandes áreas que configuran la geomorfología de esta región: la ceja de selva, la selva alta y la selva baja. La amazonia siempre ha sido vista como una región de misterios. Para algunos representaba un "paraíso", mientras que para otros era el "infierno verde". Los límites de nuestra región amazónica pueden ser fijados a 3,900 msnm como expresión máxima y los 80 msnm como mínima, en la desembocadura del río Yaraví.La riqueza de especies y la diversidad biológica de esta región es conocida en el mundo entero que incluso la región ha sido incluido entre los 16 "sitios críticos" de biodiversidad del mundo. Dentro del territorio peruano se encuentra una cuarta parte de las selvas tropicales del planeta y una de las más ricas y variadas faunas y floras del mundo. Sus ecosistemas albergan, después del Brasil, la mayor cantidad de especies de primates del mundo, y su diversidad en especies de aves está casi a la par con la de Colombia.

La amazonia peruana constituye un desafío para conciliar el crecimiento económico, el desarrollo humano y la conservación del medio ambiente en nuestro país; de esta manera, se estará garantizando la generación y distribuciónequitativa de la riqueza, dentro de un espacio de sostenibilidad, buscando mejorar los niveles de vida y conservar el entorno humano y ecológico.

La selva amazónica, cuyo desarrollo tardó más de 22 mil años, es una obra natural de bellezas difícilmente imaginables. Pero lo que más importa resaltar aquí es su importancia ecológica.

Esta selva, en su intercambio de gases con la atmósfera, libera el 50% del oxígeno necesario para la vida de los seres humanos y de las demás especies animales; además es la generadora de las corrientes de calor que, expandiéndose hacia el norte y hacia el sur, consiguen templar el clima del planeta.

En 1982, de un relevamiento de flora y fauna se obtuvieron los siguientes datos: en un espacio de 10 Km2 hay 760 especies de árboles, 125 clases de mamíferos, 400 tipos de aves, 100 de reptiles y 60 de anfibios, entre otras. Por otra parte, el Río Amazonas, de 7 millones de metros de longitud, es el mayor sistema hidrográfico del planeta: contiene las dos terceras partes del agua dulce disponible y lo habitan 200.000 especies de peces.

Dicho esto, es fácil medir la importancia que tiene este ecosistema para la vida de todos los seres que habitamos el tercer planeta. Sin embargo estas estimaciones no parecen hacer mella en el espíritu de codicia de las multinacionales y en el indolente de los lugareños, pues todos a una colaboran para continuar la destrucción de este tesoro de valor incalculable (para no hablar de la generalizada dilapidación de los recursos naturales en todo el planeta): la construcción de la Ruta Transamazónica, a más de haber demandado la destrucción del hábitat natural de cientos y miles de especies, es ahora un camino seguro para quienes se internan para seguir destruyendo; los incendios provocados por granjeros y hacendados en busca de tierras cultivables han llegado a liquidar 80 mil Km2 de jungla por año, con su consiguiente contaminación de 620 millones de toneladas de gases carbónicos, etc.

Todo esto, a más de ser inútil (el suelo del Amazonas es paupérrimo para la siembra común), representa poco menos que un suicidio. La salud del planeta está ya en pésimas condiciones. Ya no es sólo el efecto invernadero provocado por los gases o el enrarecimiento del aire, sino que el mismo Río Amazonas –la mayor reserva de agua dulce– se ve hoy contaminado por el abuso de herbicidas, plaguicidas y fertilizantes, además de los desperdicios imputrescibles que se arrojan en él.

Los grupos ecologistas están intentando detener por todos los medios la degradación, no sólo del Amazonas, sino de todos los recursos naturales; pero, aunque quisieran, no pueden hacer milagros. Por lo mismo, aquí se intentará hacer un pequeño resumen y, si se quiere, análisis del problema, y, dentro de lo posible, proponer soluciones. Todo esto con el objeto de despertar conciencias, para que no lleguemos al punto de hacer irreversible el daño.

OBJETIVOS

Generales:

Conocer e identificar la influencia del hombre amazónico con relación a la antigüedad y actualidad en la que se desarrolla su vida cotidiana.

Específicos

  • Determinar y explicar la influencia del hombre amazónico con relación a la antigüedad y actualidad en la que se desarrolla su vida cotidiana.
  • Demostrar y analizar objetivamente las causas y consecuencias que trae consigo el hombre amazónico con relación a la antigüedad y actualidad

Materiales y métodos

Materiales:

  • Análisis documental
  • Encuestas
  • Observación

Instrumentos:

  • Fichas
  • Cuestionario
  • Ficha de observación

Métodos

  • Tipo de Estudio: Exploratorio – Descriptivo
  • El método a utilizar será el descriptivo – causal - comparativo

Revisión de literatura

EL PROBLEMA DEL HOMBRE

La pregunta más extraña y más difícil de contestar es: ¿qué es el hombre?, pero es posible que no sepamos lo que somos. El filósofo alemán Máx. Scheler, decía, que un hombre culto "al oír la palabra hombre, seguramente empezarán a rivalizar en su cabeza tres círculos de ideas totalmente inconciliables entre sí. Primero, el círculo de las ideas judeo-cristianas: Adán y Eva, la creación, el paraíso, la caída. Segundo, el círculo de ideas de la antigüedad clásica: el hombre es hombre porque posee la razón o lógos, donde lógos significa tanto la palabra como la facultad de apresar lo que son las cosas. El tercer círculo de ideas es el círculo de ideas forjadas por la ciencia moderna de la naturaleza y la sicología genética y que se han hecho tradicionales también hace mucho tiempo; según estas ideas, el hombre sería un producto final y tardío de la evolución del planeta tierra... "[1]

Cuantas más cosas sabemos del hombre, mas problemático se nos vuelve y más lejos estamos de comprenderlo en su unidad más profunda.

En todas las culturas y en todas las épocas, el asunto del origen del hombre se ha contestado desde una cosmología, es decir, desde una explicación determinada del universo. Estas respuestas han ido evolucionando, conforme el hombre avanzaba hacia el saber. Así tenemos que en primer lugar, las respuestas son de carácter mitológico, luego religioso, es decir narraciones fantásticas realizadas por los dioses. Ejemplo Zeus, para los griegos.

Los primeros filósofos, al interesarse por la naturaleza, los seres vivos, consideraron al hombre como un ser natural. Aristóteles hizo una clasificación de los serse vivos conocidos entonces y defendió la idea de que se ordenaban en función de su mayor o menor complejidad, formado una escala que permanecía invariable, esta idea permaneció varios siglos sin ser cuestionadas.

Con la aparición del cristianismo, el mundo greco-latino descubrió una religiónque consideraba, que Dios había creado todo lo existente, y que el hombre era un ser privilegiado, creado por Dios a su imagen y semejanza. La naturaleza existía para que él la disfrutase.

En el Renacimiento el saber humano cambió radicalmente, apareció la física, como ciencia, y la naturaleza se explicaba recurriendo al lenguaje matemático, los hechos se describían a través de sus causas eficientes y se abandona la causalidad final. Sin embargo, las respuestas sobre el origen del hombre y el mundo no eran muy diferentes de las de siglos anteriores.

Se entendía que todas las clases de seres vivos, todas las especies existentes, habían aparecido en un mismo momento, es decir, que debían haber sido creados de algún modo—creacionismo. Las especies han permanecido, y permanecerán, invariables, nunca ha habido otras especies distintas ni nunca las habrá. Esta explicación es conocida como Fijismo.

En el siglo XVI, se ha y hacen los grandes descubrimientos geográficos, y existe gran curiosidad por lo que se descubre en lugares remotos y desconocidos, hay un afán por clasificar y ordenar las nuevas especies; C. Línneo (1707-1778), en 1735 publica su obra Sistemática naturae donde realiza una clasificación atendiendo al género y la especie de los seres vivos. En ella aparece el hombre como una especie más. Línneo está de acuerdo con el fijismo, pero sin embargo abre el camino a concepciones no fijistas de la naturaleza.

Se mantiene que unas especies proceden de otras, lo que significa que no son independientes entre sí, aparece el transformismo que sería el primer paso hacia las teorías de la evolución del siglo XIX.

El primero en sostener las tesis transformistas es G. L. de Bufón (1707-1788), quien señala que los fósiles procedían de especies extinguidas y que no eran eternas ni fijas, sino que habían sufrido transformaciones.

Un discípulo de éste, J. B. De Monet de Lamarck (1744-1829), fue el primer evolucionista en sentido estricto. Su teoría fue publicada en Filosofía zoológica en 1809, de acuerdo a ella las especies han sufrido y seguirán sufriendo cambios debido a la presión de lo que él denomina las "circunstancias"; lo que nosotros entendemos por medio ambiente.

El mismo año que Lamarck publica su obra, nace Charles R. Darwin (1809-1882) a quien se considera como el auténtico responsable del concepto de evolución. En 1859 publica El origen de las especies. "Cuyas ideas principales son las siguientes:

*Las especies no son algo fijo e inmutable, sino que pueden variar adaptándose al nuevo medio en el que viven. Este proceso es lento y gradual.

*Los organismos semejantes descienden de antepasados comunes, idea de la que no excluye al ser humano.

*El proceso de cambio en las especies ya existentes e incluso la aparición de nuevas se explica por lo que el llama selección natural."[2]

Después de Darwin, las teorías evolucionistas sufren diversos avatares, pero es la biología los que proporcionarán los fundamentos científicos de la evolución, como son el redescubrimiento de las leyes de la herencia (los trabajos de Gregor Mendel, que fueron ignorados hasta 1900) y la parición de la genética.

Será en los años 30 cuando la teoría de la evolución que de establecida de un modo más o menos definitivo en la teoría sintética, que viene a reunir las aportaciones de la biología de los últimos años con los elementos más estrictamente darvinistas. La evolución es el producto, fundamentalmente, de tres elementos: la selección natural, las leyes mendelianas de la herencia y las mutaciones.

Antropogénesis y sociogénesis: Hominización

El "Homo sapiens" (el hombre que sabe), es el resultado de la evolución biológica, nuestros antepasados de hace unos millones de años no eran seres humanos. Darwin "planteó que el hombre y los monos proceden de un mismo antepasado, es decir seríamos "hermanos " de los simios. Nunca afirmó que descendiéramos de alguna especie viviente de monos"[3].

Los hombres actuales somos Homo sapiens, la única especie superviviente de los Hominidae que es una de las familias del orden de los Primates, es decir, que somos primates, aunque de una familia distinta a la de los Pongidae, a la que pertenecen los monos actuales.

El Homo sapiens, es la única línea evolutiva superviviente, habiéndose extinguido los Neanderthalensis, rama que guarda una gran proximidad con nosotros.

Tres son fundamentalmente, las características que nos distancian de nuestros hermanos más próximos: el bipedalismo, la habilidad de las manos y el desarrollo del cerebro.

El Hombre como ser cultural: Humanización

Una vez que ha aparecido un ser humano como nosotros, una vez que se ha producido la hominización, comienza un proceso nuevo y diferente, la humanización. El hombre aparte de sus características físicas, ha desarrollado unas capacidades que le hacen radicalmente distinto de los otros seres vivos. Nos referimos al pensamiento, a la habilidad técnica, al lenguaje, a la convivencia con los otros, en definitiva, a la cultura. Este es sin duda su rasgo más notable, el que hará de él la especie de más éxito de la naturaleza. El hombre no es sólo un ser natural, sino también, y como resultado de esa misma naturaleza, un ser cultural.

Los hombres recibimos dos tipos de herencias: Una herencia biológica y una herencia cultural.

Comportamiento ético:

El hombre vive en sociedad, por medio del lenguaje nos comunicamos unos a otros, pero esa convivencia es posible, por que poseemos otro carácter, el de la moralidad. Somos seres morales, es decir, juzgamos nuestros actos y los de los demás con términos como bueno, malo, justo o injusto. Sabemos que debemos hacer y que no, pero estas normas son sociales, es decir son compartidas con las personas que convivimos.

Los humanos son definidos biológicamente por su inteligencia, Homo sapiens. Otro atributo que nos distingue de los animales es el sentido moral, Homo moralis. Solo los humanos evaluamos las acciones como moralmente buenas o malas.

La capacidad de hacer juicios morales se deriva necesariamente de la presencia conjunta de tres atributos: a) anticipar las consecuencias de las acciones; b) hacer juicios de valor; c) el libre albedrío. Estas son posibles por nuestra capacidad intelectual.

"Sólo el hombre posee la inteligencia necesaria para prever el futuro y valorar en términos morales, pero además y sobre todo, diríamos los filósofos, es el único ser que es libre, que puede elegir y siente el deber de actuar de acuerdo con su conciencia."[4]

El hombre posee Inteligencia, lenguaje y ética, pero además tiene otro concepto, el de la conciencia o auto conciencia, "es decir la experiencia interna, intransferible que cada sujeto tiene de sí mismo y de sus actos. Sólo el hombre puede pensar sobre sí mismo, sobre su vida y su destino. La conciencia acompaña todos nuestros actos. Únicamente el hombre sabe quién es, tiene identidad y por eso se sabe y se siente único, irrepetible".[5]

Esta autoconciencia, nos permite tener otro rasgo solamente humano :el saber que nos vamos a morir. Y el hombre es el único animal que entierra de un modo ritual a sus muertos y esto sólo es explicable si aceptamos que quien así se comporta es porque sabe que va a morir y lo que ello significa.

El tener conciencia de la muerte, implica también tener conciencia del tiempo. El ser humano es el único ser que se preocupa por su pasado, vive su presente y proyecta su futuro. Se sabe que es un ser temporal, es conciente del tiempo que ha vivido, vive y le queda por vivir.

El ser humano, es un ser abierto al futuro, porque el futuro es necesario para vivir, el hombre necesita proyectarse, planificar, esperar cosas; sin futuro su vida pierde sentido..

El hombre a través de la cultura adquiere una segunda naturaleza exclusivamente humana, que no nos viene dada, sino que tenemos que aprender en sociedad. Y esta cultura es compartida, porque es lo que piensa, siente y actúa no un individuo sino toda la sociedad, y estos son de tres clases: Cognoscitivos, Afectivos y normativos.

La reflexión filosófica sobre el ser humano:

La filosofía ayuda a entender quienes somos, y lo hace con la ayuda de otras ciencias, y esta a evolucionado con el tiempo, así tenemos:

1.- EL HOMBRE, ¿UN ANIMAL RACIONAL?

La mayoría de la gente define al hombre como un animal racional, pero eso se debe a los griegos, que aumentaron considerablemente la razón y reflexionó sobre el hombre como un ser contemplativo y teórico (el trabajo manual era para los esclavos). Los griegos quisieron entender al hombre situándolo entre los dioses y las fieras.

Platón definía al hombre como "Animal sin alas, con dos pies, con las uñas planas: el único entre los seres que es capaz de adquirir una ciencia fundada en razonamientos".

Aristóteles en su libro: Política, decía: "Se admite que hay tres cosas por las que los hombres se hacen buenos y virtuosos y esas tres cosas son la naturaleza, el hábito y la razón...Los otros animales viven primordialmente por acción de la naturaleza, si bien algunos, en un grado muy pequeño son también llevados por los hábitos; el hombre, en cambio, vive también por acción de la razón, ya que es el único entre los animales que posee razón, de manera que en él estas tres cosas deben guardar armonía recíproca entre sí. Los hombres en efecto, obran con frecuencia de manera contraria a los hábitos que han adquirido y a su naturaleza a causa de su razón, si están convencidos de que algún otro camino de acción les es preferible"

Pascal decía: "el hombre es una caña , la más débil de la naturaleza: pero es una caña pensante"

Linneo, designó a la especie humana como homo sapiens.

E. Morin, en el Paradigma perdido (Citado por César Tejedor Campomanes. Filosofía), dice:...".el hombre no puede verse reducido a su aspecto técnico de homo faber, ni a su aspecto racionalístico de homo sapiens. Hay que ver en él también el mito, la fiesta, la danza, el canto, el éxtasis, el amor, la muerte, la desmesura, la guerra. No deben despreciarse la afectividad, el desorden, la neurosis, la aleatoriedad. El auténtico hombre se halla en la dialéctica sapiens-demens"[6]

No debemos dudar que el hombre es racional y que es consciente de ello, pero tampoco debemos dejar de lado que el hombre, tiene pasión, imaginación , sentimiento, imaginación, vida...¿ y locura ?

2.- EL HOMBRE, ¿CENTRO DEL UNIVERSO?

Los griegos pensaban que la tierra, era el centro del cosmos y que el hombre era una síntesis ("microcosmos") del universo. Mas tarde Copérnico diría lo contrario referente a la tierra con nuestro sistema solar.

En 1936 Teilhard de Chardin, planteaba que el hombre es la meta y fin de la evolución del universo:"¿Qué sentido tiene éste devenir? ¿Está dirigida la evolución? Lo que me propongo en este ensayo es construir una figura del mundo físico alrededor de la persona humana escogida como elemento significativo de todo el sistema. La verdad del hombre es la verdad del universo para el hombre, es decir, la verdad simplemente...".[7]

El hombre no es la meta del universo, tampoco de la evolución. El hecho de que el hombre actúe con un propósito, no debe inducirnos a pensar que el universo también lo haga. Todo sucede según leyes y causas. El hombre es el resultado de la evolución, pero no su finalidad. Jacques Monod, decía que la aparición del hombre es pura casualidad, por puro azar.

El hombre no es el centro del universo, el lugar del hombre en el universo, es como un grano de arena en una inmensa playa de arena. El hombre es un ser finito ante la infinitud del universo.

3.- EL HOMBRE, ¿UN SER SOCIABLE?

Aristóteles afirmaba de que el hombre es un animal político, es decir, sociable y ciudadano. Pero también es un animal que habla y es ético y moral y todo ello es por su propia naturaleza.

Pero también esta afirmación encuentra una formulación opuesta: quizás el hombre no es naturalmente sociable, sino que su naturaleza es, de por sí, agresiva y egoísta. Plauto, decía:"El hombre es un lobo para el hombre", y esta tesis lo repite Thomas Hobbes, en Antología: Del ciudadano. Leviatán: "Hallamos en la naturaleza del hombre tres causas principales de discordia: primera la competencia; segunda, la desconfianza; tercera, la gloria. La primera causa impulsa a los hombres a atacarse para lograr un beneficio; la segunda, para lograr la seguridad; la tercera, para ganar reputación...Con todo ello es manifiesto que durante el tiempo en que los hombres viven sin un poder común que los atemorice a todos, se hallan en la condición o estado que se denomina guerra, una guerra tal que es la de todos contra todos".[8]

Lo que nos dice Hobbes, es que el hombre de ninguna manera es sociable, pero se siente obligado a asociarse y a someterse a la autoridad para no destruirse.

Rousseau, contradiciendo a Hobbes afirma, que el hombre es bueno por naturaleza, y es la sociedad la que lo pervierte.

4.- EL HOMBRE, ¿ES UN SER LIBRE?

Los existencialistas, parten afirmando que el hombre no tiene naturaleza, el hombre es libertad. El hombre al nacer, carece de una naturaleza definida, y tiene que irse haciendo a sí mismo, escogiendo lo que quiere ser.

Otros piensan que la libertad es un "sueño", la idea del hombre libre sería la enunciación de un deseo. Nuestra naturaleza biológica, los impulsos del inconsciente, la presión social, la educación primera...determinan nuestros actos,..No habría más libertad que la aceptación de la necesidad. Creerse libres no es sino ignorancia de lo que nos determina.

B. Spinoza: en Ética: "Los hombres se equivocan al creerse libres, opinión que obedece al solo hecho de que son conscientes de sus acciones e ignorantes de las causas que la determinan. Y por lo tanto, su idea de "libertad" se reduce al desconocimiento de las causas de sus acciones, pues todo eso que dicen de que las acciones humanas dependen de la voluntad son palabras, sin idea alguna que les corresponda".[9]

5.- EL HOMBRE, ¿UN SER ESPIRITUAL?

Platón, decía que el hombre estaba compuesto de cuerpo y alma, pero que el cuerpo sólo era una cárcel del alma, y que cuando más rápido se liberara de él, podría acceder al mundo de las ideas y contemplarlo. El alma era inmaterial e inmortal. Esto último fue adoptado por una corriente del pensamiento de occidente, particularmente por San Agustín y Descartes.

Aristóteles, decía que el ser humano era un ser corpóreo, y que el alma no es sino la estructura ("forma") y las funciones del cuerpo, considerado como un cuerpo vivo.

6.- EL HOMBRE, ¿DIGNIDAD O MISERIA?

La dignidad del hombre, está en lo que puede llegar a ser según su libertad y su acción. Pero en esta indeterminación está también su sufrimiento y su dolor, es decir, su miseria.

El hombre ha intentado saber lo que es. Heráclito,"Me he buscado a mi mismo" y Sócrates, inspirado en la frase escrita en el templo de Delfos: Conócete a ti mismo", nosotros también debemos intentarlo, pero para ello debemos tener en cuenta algunas dificultades:

1.-El hombre es un ser muy individualizado (o personalizado). No parece existir el hombre, sino únicamente hombres.

2.-El animal cuando nace, está ya biológicamente terminado. No así el hombre, que cuando nace es un ser de carencias, es un animal incompleto, no terminado, no hecho del todo. Por eso el hombre tiene que hacerse a si mismo, supliendo sus propias deficiencias y su inadaptación al ambiente. Para hablar sobre el hombre hay que recurrir, sobre todo a su historia—si hablamos de los hombres--, o a su biografía—si hablamos d este hombre.

3.-El hombre, es algo demasiado rico para que pueda ser encerrado en una sola idea. Cambia y se transforma continuamente, posee infinitas facetas, infinitos aspectos que no es posible agotar.

HOMBRE Y SOCIEDAD.Este binomio resulta inseparable; el hombre necesita de la Sociedad. La naturaleza de lo social.

El hombre es un ser social y biológicamente es imposible un ser humano fuera de la sociedad. Aprendizaje, costumbres, comportamientos o relaciones llevan al hombre a la vida que entendemos como humana, importancia que contrasta con la poca atención que se ha prestado a la realidad de este análisis. En principio se produce cuando sociedad civil y Estado son contemplados de diferente manera, aunque durante algo más del siglo su existencia todavía no se ha clarificado suficientemente lo social con variadas explicaciones sobre sus cambios. Los grupos primarios constituyen la red fundamental del entramado social y lo social constituye la verdadera sustancia medular de nuestra ciencia, así los problemas de la sociología se refieren a la naturaleza del vinculo social. El misterio que afrontan los sociólogos es la naturaleza de lo social. Las diferentes maneras de abordar esta solución en con el desarrollo de dos grandes campos:

1) Estática social.

2) Dinámica social.

Y se puede profundizar en él vínculo de lo social a través de los vínculos que lo componen. El papel de lo social en el desarrollo humano.

La vida humana es vida social. La evolución supone un paso de lo simple a lo complejo, de lo único a lo plural, una tendencia a la agregación inscrita en la lógica de la vida. Esta agregación cumple un papel adaptador que aumenta las posibilidades de sobrevivir y multiplicarse.

Algunas especies que han sobrevivido lo han conseguido mediante su sociabilidad lo cual aumenta al acercarnos al hombre el cual necesita del aprendizaje o socialización para un despliegue ideológico normal. Wilson ve en el parentesco la principal fuerza generadora de la sociedad y el fenómeno del altruismo, así cuanto mayor es el coeficiente de parentesco mayor es la disposición al altruismo. Esta cultura puede llevar incluso a la transformación de ciertos rasgos físicos.

Concepción del hombre como ser social.

Aristóteles ya definió al hombre como ZOON POLITIKON; animal político por naturaleza. El se refería a la polis como paradigma de sociedad, un sistema de vida, no un agregado de individuos, por tanto esta definición contiene un matiz importante; "su dimensión cultural".

El desarrollo de la teoría de Darwin propuso dos ideas fundamentales: 1) Idea equilibrio ser vivo-naturaleza.

2) Proceso evolutivo por adaptaciones y desadaptaciones.

Las mutaciones encajan al hombre en un territorio determinado donde lo decisivo es la adaptación al medio y el hombre es un resultado de innovaciones y autorregulaciones adaptativas por la condición social del hombre, así este es el proceso de una evolución biológica y social (co-evolución).

El hombre como especie es débil en sí mismo y ha sobrevivido en virtud de su carácter social desarrollando y transmitiendo una cultura que fue progresando. Así la cultura es el ambiente artificial creado por el hombre. Esta hominizacion lleva al hombre como tal.

Rasgos característicos de lo humano.

En la historia de la evolución el desarrollo humano supone un principio de autorregulación y una producción autónoma de ambientes artificiales y esto debe explicarse en relación de hasta que punto influye o es condición para el desarrollo humano. Todo esto complementado con la habilidad del propio lenguaje, creatividad, disposición solidaria a cooperar y trabajo con herramientas.

En las sociedades de primates existen ciertas protoculturas muy elementales que se desarrollan en los comportamientos grupales lo cual se puede observar con la antropología comparada. Con ello se puede encontrar una cierta línea de continuidad hacia nosotros. El hombre a lo largo de su evolución cultural ha hecho de la sociedad su nicho ecológico dentro de la cual no solo crea sino también fabrica de una manera más compleja que las otras especies por medio de su cerebro y de la prensilidad de sus manos. Mano - Cerebro. Esta fabricación es una tarea de grupo cuya cultura se transmite de generación en generación, lo cual posibilita la mejora de las herramientas. El hombre se ha ido remodelando como especie social, como "ser de praxis" (Marx). Otro de los aspectos básicos es el de la comunicación entre los seres humanos. La conformación social de los hombres acaba influyendo en su propia evolución como especie, lo social es parte de la naturaleza humana. Wilson expone así mismo que el segundo paso de la ampliación cultural del hombre se baso en la caza.

La cultura es la que conforma la personalidad humana permitiendo al hombre sobrevivir y desarrollarse.

 Lic:. Educ:. Dante Enrique Rojas Linares Mgr:.

{
}
{
}

Deja tu comentario El hombre de la amazonia peruana en la antigüedad y la actualidad

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre